Pestañas

sábado, 7 de enero de 2017

Propósito

Dadme mi panacea, 
permitidme abrir mis alas bella doncella, 
dejad a este alma prisionera de los placeres mundanos 
que alce el vuelo a esferas elevadas, 
a pasiones mas elevadas 
de las que la carne pueda disfrutar. 

A pesar de no tener virtud ninguna 
deseo llenar mi ser con la desdicha de ser un ser etéreo, 
el cual se evapore cuando su alma enmudezca, 
aunque simbolice que su alma haya de perecer 
y su esencia deba difuminarse con la lejanía 
en la que sus pensamientos se encuentren, 

en la que sus deseos se hallen.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Deconstrucción


En ocasiones sucede que desmontamos a una persona para entenderla, y cuando queremos volver a componerla las piezas no encajan, así que dejas de tener a una persona y te encuentras con una maraña de cosas que bien hubiesen quedado sujetas bajo la piel de la apariencia.

No se trata particularmente de algo malo, pero bien sabemos que no se puede volver a conversar con naturalidad, ni podemos mostrarle empatía de tenerla, ni la consideración de dirigirle una conversación.

¿Qué sucede entonces cuando te desmontas a ti mismo? ¿Y si resulta que eres de esas personas cuyas piezas no encajan? Si la próxima vez que me mire en el espejo veo unas pupilas sobre el iris, veo la linea que forma la ceja, sin embargo no veo una expresión, las partes de un rostro y entonces se que soy yo y sin embargo no sé cómo va a reaccionar. ¿Quién es esa persona?

jueves, 7 de junio de 2012

Vacío

Se me aparecen espejismos en los momentos de lucidez,
mostrándome catas que nunca volveré a saborear tras la primera vez.
Pero no volveré a caer, no soñaré de nuevo con sus sombras,
es por ello que ya no hay cosas que me sacien o me muevan.

Ambición, ¿dónde te ocultas? ¿A qué destinas tu pensamiento?
Faltan piezas que ensamblen el mecanismo de mi movimiento,
se balancea en busca de la luz en medio de la niebla.
Y es por ello que me hace sentir una persona ciega,
no por no ver sino por no discurrir el tiempo.
Es por ello que nada me sacia, no por estar vacío,
sino porque este hueco es demasiado grande para llenarlo.

miércoles, 6 de junio de 2012

Untitled I

Te reconozco, harmonía. Tu sabor metálico en las fraguas del tiempo,
estrangula mis sienes al resonar en las bóvedas de acero quebrando.
Tú también ansías ambigüedad, tiempos crueles que nos traigan la paz.
Por ello vas difuminando los límites, para llegar a un sitio que te haga vibrar.
No puedo ser adicto a este mundo cuando hay tantos allá fuera.
Trae el murmullo de una calma que precede a la libertad,
tras levantar la mirada y perderla en el viento. Siento vértigo.

jueves, 3 de mayo de 2012

Alquimista de las emociones


Ya se encuentra de nuevo mi koibito a más de 7000 millas de distancia, rodeado de autómatas ostracistas. Las más de 360 horas que ha permanecido a menos de 197cm del alcance de mi brazo derecho durante aproximadamente el 927% de medía por día, han sido el equivalente a una dosis diaria de 10mg de diazepam y 02 gramos de paroxetina.
Pude respirar durante tres días aire frío seco a unos 600km de la habitación donde suelo morar y pacer, y sentir como a las 730 am los 4ºC de sensación térmica mi cara se embriagaba con la sensación de despejarse tras un sueño renovador. Ocupar a finales de febrero 1/3 del colchón mientras esté pulsaba a 68ppm latidos que no procedían de mi organismo, escuchar el ritmo pausado de una respiración que no es la propia, relajarse con ese tránsito de oxígeno y CO2 ajenos, dejarse embargar por el cálido abrazo de unas extremidades que articulan susurros al deslizarse sobre caricias involuntarias.

¿Cuántos libros hemos recorrido en tren? ¿Cuántas las veces en que se posó ese viejo negativo fotográfico haciendo las veces de marca páginas para invadir tu atención sobre la lectura?
Ya casi se ha marchado tu rastro de olor a moho nihon de mis estantes, y en cuanto rebasé los 198cm de tu órbita, comencé a contener de nuevo la respiración, esperando tu vaivén de equinocio en equinocio.
Mi koibito es el alquimista de la metafísica y las emociones, por que solo con su presencia convierte la nada en plenitud y con su ausencia el gozo en añoranza.



Se hacen viejos los recuerdos puntuales...


sábado, 24 de marzo de 2012

Dust

"I see it, the time, how it's flowing;
i can't contain its spread within me,
can my hands reach its purpose?

And i see it running, leaving me behind;
thus the farthest time goes,
the darkest my hours become.

Now I guess i'm floating, just floating;
like dust taken by the wind,
and that's it, how i can see it."

sábado, 17 de marzo de 2012

Brumas




"En los días de brumas, 
encuentro regocijo en las orillas, 
junto al serpenteo salado, 
recorro las frías horas, 
buscando siluetas borrosas.

Aun sintiéndome perdido,
miro atrás y mis pasos borrados,
cruza un susurro de mar,
el viento de sal y espuma.

Alzándose en el agua una efígie,
golpea el agua con estruendoso esfuerzo,
más se sostiene con fuerza,
observa el horizonte en silencio.

Aquello que es inmutable,
la tibia erosión lo diluye,
las ideas que discurren,
el tiempo que transcurre,
las olas que lo mecen."