Pestañas

lunes, 12 de marzo de 2012

270 cosas que me han hecho ser quien soy

Hola, mi nombre es ******** y se hacer de todo un poco. No tengo aspiraciones profesionales por lo que nunca termino lo que empiezo. Creo que soy un tanto asocial, en el fondo solo soy tímido pese a que hablo mucho, en especial conmigo mismo. Si bien es cierto que soy una persona solitaria es porque me gustan las cosas que hacen las personas, no las personas en sí mismas, y sin embargo a veces me sorprendo al encontrar a alguien interesante.

Me alimento de historias, no fisiológicamente, pero no soy capaz de mantenerme emocionalmente estable si no devoro libros, films, o cómics. A veces creo o reproduzco cosas, parece que tengo cierta capacidad innata para ello o por lo menos la necesidad.

Ahora mismo tengo un poco la necesidad de hablar de las cosas creadas por otros y que ahora son un tanto parte de mi, y es por eso que empiezo este meme de las 270 cosas que me han hecho ser quien soy.

Antes que nada debo aclarar que no me interesa en absoluto la vida de los autores, no voy a hablar apenas de ello, lo que no quita que merezcan crédito por concebir tan geniales creaciones. Por supuesto como en todo han de haber excepciones y es en los casos que la vida de dicho autor está ampliamente ligada a su obra, pongo como ejemplo la de Antoine Saint-Exupéry (su biografía es de lejos más interesante que la novela por la que es generalmente conocido,) y la propia existencia de Amèlie Nothomb, criatura fascinante donde las haya.


  • 270 - Firmín y los buenos comienzos



"I always think everything is going to last forever, but nothing ever does. In fact nothing exists longer than an instant except the thing that we hold in memory. (Siempre he pensado que todo va a durar para siempre, pero nada lo hace. De hecho nada existe durante más de un instante excepto por aquello que recordamos.)" Firmín, Sam Savage.

Tengo la obligación de empezar por Firmín, que como ya habréis deducido es una rata. Me siento ampliamente identificado con este personaje por su condición de devora-libros, (en su caso la necesidad es tanto fisiológica como cultural,) y por lo humilde y pequeño que se siente ante el mundo.

Cuando este libro llegó a mis manos yo me encontraba en una especia de trance tras descubrir a Tolstói y caer de rebote en la cuenta de que los rusos también contaban con escritores entre sus filas. Entre tanta revelación descubrí que el autor de dicho libro coincidía conmigo en un aspecto que creía producto de mi bibliofilología: los grandes libros son aquellos que te atraen con un buen comienzo, y el siguiente quote de Tolstói es la prueba de esto:

"Happy families are all alike; every unhappy family is unhappy in its own way. (Las familias felices son todas iguales; las familias infelices lo son cada una a su manera.)" Anna Karénina, León Tolstói.



Es una reflexión con un gran calado para quien entiende las implicaciones de proceder de una familia no necesariamente feliz y que ha inspirado a varios autores como es el caso de Savage o de Muriel Barbery (La Elegancia del Erizo).

Así es como Firmín comienza, hablando de los pesos pesados de la literatura y de su dieta de papel, y cómo su hábito de leer le lleva a ser marginado por su familia. Como muchos aspira a ser humano y a cuestionarse continuamente sobre su condición de rata callejera (un paralelismo con las personas con las que comparte la ciudad) y como ser más culto le aboca a ser infeliz y a reflexionar sobre las cosas que admira, como la capacidad literaria.



He leido varias críticas y opiniones en las que se interpreta que esta es una fábula para niños o adolescentes. Personalmente estoy en desacuerdo, esta es una de esas historias ideadas para los amantes de la literatura y muy estrechamente de los clásicos del cine. Por muy entrañable que pueda resultar, Firmín es la viva imagen de un bohemio vividor de los barrios bajos, muy cercano a la imagen de Max Extrella (Luces de Bohemia), pero con una faceta mucho más íntima y visceral.

Autor: Sam Savage, 2006
Ilustraciones: Fernando Krahn

No hay comentarios:

Publicar un comentario