Pestañas

jueves, 7 de junio de 2012

Vacío

Se me aparecen espejismos en los momentos de lucidez,
mostrándome catas que nunca volveré a saborear tras la primera vez.
Pero no volveré a caer, no soñaré de nuevo con sus sombras,
es por ello que ya no hay cosas que me sacien o me muevan.

Ambición, ¿dónde te ocultas? ¿A qué destinas tu pensamiento?
Faltan piezas que ensamblen el mecanismo de mi movimiento,
se balancea en busca de la luz en medio de la niebla.
Y es por ello que me hace sentir una persona ciega,
no por no ver sino por no discurrir el tiempo.
Es por ello que nada me sacia, no por estar vacío,
sino porque este hueco es demasiado grande para llenarlo.

miércoles, 6 de junio de 2012

Untitled I

Te reconozco, harmonía. Tu sabor metálico en las fraguas del tiempo,
estrangula mis sienes al resonar en las bóvedas de acero quebrando.
Tú también ansías ambigüedad, tiempos crueles que nos traigan la paz.
Por ello vas difuminando los límites, para llegar a un sitio que te haga vibrar.
No puedo ser adicto a este mundo cuando hay tantos allá fuera.
Trae el murmullo de una calma que precede a la libertad,
tras levantar la mirada y perderla en el viento. Siento vértigo.